Adoctrinando separatistas

Un último minuto desafortunado de un video. Este fue el motivo por el que  rápidamente se posteó en la red social que de todas más en vano se usa, una menospreciable publicación en formato insultante y ofensivo, cargando contra profesionales de centros educativos y personal docente. No lo detallaba dicha joya, pero daba a entender, como no, que era en un centro educativo de Cataluña ¡ojo! de la Cataluña independentista que adoctrina a los niños en sus colegios, ¡y esta sí que es buena! de la Cataluña nazi que prepara legiones de pequeños nacionalistas a la tierna edad de la primera comunión.

No voy a polemizar con el tema de independencia sí o no, tanto los unos como los otros ellos sabrán como quieren afrontar su futuro y eso debería ser respetable. Pero sí vamos a profundizar con el contenido del video, en su duración y en sus consecuencias. Por lo visto, dicha grabación se ha pasado esta semana en uno de los colegios de la Cataluña nazi, pretendía mostrar algunas de las tradiciones catalanas. Gegants, capsgrossos, balls, correfocs y gastronomía entre otras. La duración total del documento es de 5 minutos, pero viéndolo desde un punto de vista objetivo, a partir del minuto 4 el video se sale de contexto para ser objeto de una sesión educativa como se pretendía en principio. Estelades, fotos de manifestaciones multitudinarias y toda una serie de imágenes referentes a la autodeterminación, es el contenido de ese fatídico minuto. Creo que sin duda este material audiovisual se hubiese tenido que editar suprimiendo el final. Los responsables del centro, según el autor de la publicación asumieron el error y pidieron disculpas como humanos que son, como que todos nos equivocamos y como que “antes que al vecino criticar tu casa has de considerar.” Un buen procedimiento hubiese sido, aceptar las disculpas (sabemos todos que una sesión así no es la adecuada) y seguir confiando con los educadores y profesionales de la enseñanza que día a día libran la batalla de la educación. Por lo tanto hubiésemos esperado a que esto no se repitiera más y asunto zanjado.

¡Pues no! por lo visto me estoy hundiendo en el fango hasta el cuello, por lo visto la forma correcta del proceder es la siguiente:

En primer lugar publicar rápidamente en la red el mencionado asunto e insultar a los profesores, y a los catalanes, bueno creo que sólo a una parte de ellos (a los del Barça no) tan solo a los catalanes que quizás están hartos de ver (llamarles observadores) como el dinero público, el dinero de todos se despilfarra ostentosamente, con fastuosas infraestructuras, con adjudicaciones fraudulentas, con Ferraris…trajes…bolsos… y carreras en un circuito urbano que nos acarrea a todos una deuda de 300 millones de euros, pero eso sí, hubo escaparate. Ahora también lo hay pero a precios de saldo.

Y en segundo lugar, generalizar, sí dar por sentado que en toda Cataluña se actúa igual, que la educación que reciben los chiquillos es similar a la que en su día impartieron los nazis. Viendo lo visto y ahora generalizando sin conocimiento de causa como se hacía en ese post, uno podría pensar que no muy lejos de estos hijos de puta, nazis, charnegos y piojos revividos catalanes, se alza un adoctrinamiento a la cultura del choriceo, al pensamiento de que el dinero público no es de nadie y a la sinvergüencería en general. No hay que olvidar que se mama de lo que ves en tu propia casa. Un comentario que estaba al mismo nivel que la publicación de la que hablo, suponía que como los centros educativos dependen de la Generalitat para las subvenciones, los tienen cogidos por los huevos y se les coacciona para impartir clases de separatismo obligándoles así a “pasar por el haro.” Supongo que no suponía que aro se escribe sin hache, entonces supuestamente, no hace falta decir nada más. Considero que si se hace crítica, se debe estar a la altura de las personas, si no, es peor el remedio que el mal. Los insultos y el desprecio no hacen más que desacreditar al autor, para dejarlo con poca respiración y por debajo del suceso en cuestión, ahogándole con sus propias palabras. Será así que a estas horas dicha publicación ha desaparecido del lugar que ocupaba, posiblemente será que le faltaban puntos y comas para que fuese un poco más digna.

Son burros ¡cuidado no lo digo yo! lo dice uno de sus ex presidentes de diputación, el respetable presidente autonómico de un partido más que popular estos últimos días y el ex alcalde también de un pueblo del interior que les iba a poner mar y de paso, a bajarles la luna para jugar. Un modelo a seguir de persona, no como los nazis catalanes, una persona que cuando de la ciudadanía se trata el respeto brilla por su ausencia. Un buen adoctrinamiento para las juventudes políticas, para que no se pierdan las buenas costumbres, y Cataluña para lo que interesa, por eso siempre nos quedará el Barça.

 

Anuncios

Acerca de ElotroCiudadano

Soy de relatos cortos, de Bukowski y su crudeza soy de música pop, de rock y de electrónica, soy de buenas películas, de Tarantino y su agudeza. Soy de gente, más bien, de la que me pueda enseñar Soy devorador de letras y canciones, de Opiniones. Reflexiones. Surrealismos y decepciones
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s