De otros mundos (1ª parte en el agua)

Prólogo

Seguimos nuestro camino, sin entretenernos demasiado en todo lo superfluo que nos rodea. Sin echar la vista atrás, sin prestar demasiada atención a lo ya caminado. Sin volver a escuchar palabras pronunciadas ni pronunciar ya lo escuchado.
Abandonando vocablos mustios, dejando que sean arrastrados por la resaca de los días pasados.
No cesa, el tiempo golpea segundo a segundo la campana de la indolencia, encajada en lo mas alto de la frágil espadaña que nosotros mismos erigimos en nuestras personalidades.
Dingggg doongg, cada golpe le recuerda a tu alma que aún sigue viva, que respira, que no en vano transcurre el tiempo, y necesario es, avanzar de su mano.
Al unísono, dudar y dejarse llevar por esa mano que encauza destinos, moldeada en arena de playa y castigada por la insistencia de los vientos, que la descomponen lentamente dejándonos solos y día tras día un poco más olvidados, aun así, capaces somos de avanzar con total firmeza, viendo como se volatiliza el último grano de arena con el débil suspiro del aire de cualquier tarde de verano.
Al caminar solo. Al obviar lo fácil. Al arriesgar con lo absurdo. Al sentir atracción por lo desconocido. Al no querer bailar con lo atractivo. Al mantener firme una idea. Al no traicionar una manera.
Por miedo. Por rencor. Por tu propio orgullo que te despierta del sueño. Para que abras los ojos. Para que vivas en este mundo. Para que por las mañanas te encuentres servido en la mesa vinagre para el desayuno.
Saber decidir, utilizar el criterio, descubrirse ante formas interesantes, sentir, procurar atención, sorprender, caricias para corazones forjados en acero, que se funden con el calor corporal. Maneras alternativas a los indigestos desayunos.
Atreverse y ser capaz de distinguir lo singular de lo común, aparcar lo cotidiano y abrir la caja de Pandora sin que importen las consecuencias. Actuar por decisión propia, seguir sin aquellos que un tiempo nos acompañaron y buscar el oasis en el desierto que todos albergamos.
Vivir sin miedo, sin rencor, orgullosos de ser quienes somos y de saber a donde vamos, para que así por las mañanas, al abrir los ojos en la mesa podamos encontrar ,chocolate, sexo con café y fresas para desayunar.

Cuaderno de bitácora. (Pag. 20)

28 de octubre de 2013

Cauto Porsitevas Enlacara.

No vamos a poder aguantar otra hora más en superficie.
-No me cabe ninguna duda, con toda probabilidad estas van a ser mis últimas anotaciones aquí. Las corrientes nos tambalean exageradamente, no hay suficiente espacio para pasar entre los dos islotes, el canal es una trampa punzante que nos espera deseosa de alimento, pero creo con toda firmeza, que mi viaje no habrá sido en vano, ni será merecedor de archivarse como un fracaso.
-He podido catalogar algunos de ellos, algunos de los más difíciles que existen y algunos de los más dóciles y he visto otros tantos que ni me he molestado en profundizar debido al poco interés que me han suscitado desde un primer momento.
”Se cierra el cuaderno de bitácora”

5 de noviembre de 2013
Nota de las Autoridades Portuarias:
Cauto tuvo que arriesgar encauzando el navío directo al estrecho de Bering. Sin más alternativa, tenía que pasar entre Siberia y Alaska, flanqueado por las dos pequeñas islas Diómedes que lo conducirían a su fatal destino entre placas tectónicas heladas y témpanos de hielo sumergidos afilados como cuchillos. Sobrevino lo inevitable, a medida que se adentraba en aquella estrecha garganta marina, los estiletes de hielo iban abriendo sendas brechas por los laterales del casco al igual que si de una simple plancha de hojalata se tratara.
Mientras se perpetraba lentamente el hundimiento, la tripulación permaneció inmóvil en su puesto, incapaz de desplazarse por sí sola, el oficial de la nave también se sumergía firme, centímetro a centímetro, rindiendo honores a lo que fue su más allegada compañía durante todo aquel viaje.
Cauto naufragó con el afán de encontrar su índole recíproca perfecta. Nunca paró a preguntarse, si su propia índole era compatible con la del resto de los mortales, o por el contrario, si estaba condenado sólo a alternar con los dioses.

Inmensidad interna. Viajando con Argo2

Una de las naves mejor preparada de todas las existentes, provista de los equipos científicos más avanzados que jamás se han concebido para navegar, rebautizada con el nombre de “Argo2”,apelativo que ya se le otorgó en su nacimiento, y recuperado para rendir tributo a Jason, los argonautas y su epopéyica búsqueda.
Argo2, tripulada por un procesador y su único argonauta Cauto Porsitevas Enlacara,(hijo de Melollevo Porsitevas y de Atiza Enlacara).
La nave espera paciente anclada en el puerto de Los Palos, preparada y deseosa para zarpar, necesitando volver a revivir una travesía en busca de la índole mas favorable para su gobernante, la índole que más se ajuste a su quebradiza condición, diferente y alejada de la que la gran mayoría de mortales mantiene y asume para el resto de sus vidas.
El navío emprende su viaje el 28 de marzo de 2013. La bella cita de oro será la épica de este desconocido destino alrededor de los mundos internos, y de las mentes desconocidas de avatares impetuosos convertidos en monstruos emergidos de las profundidades de la red.
Las cartas náuticas contrastaban una ruta arriesgada, peligrosa, sorteando corrientes de pensamiento obsoletas y por tanto, forzando a modificar el rumbo para corregir trayectorias. Esto obligará a detener y fondear la nave en islotes desconocidos infestados de temperamentos caníbales, muy difíciles de someter a la voluntad del conquistador.
La tripulación se verá sorprendida por violentas tempestades, emergidas de cálidas atmósferas y frías palabras de aire en altura, convirtiéndose en aguaceros emocionales que solo cesarán cuando vean el nacer del nuevo día.

Conocedores de muchos de los detalles, relacionados con la aventura de Cauto, a las Autoridades Portuarias se les establece el deber, y deciden abrir el cuaderno para proceder a investigar la cartilla que las fuerzas de salvamento encontraron a la deriva después del naufragio, en la recóndita inmensidad de la nada.

Cuaderno de bitácora. (pag. 1 a 10)

28 de abril de 2013
Cauto Porsitevas Enlacara.
Un mes de viaje, primer encuentro con las nereidas.
“Echamos el ancla por primera vez cerca de tierra firme desde que zarpamos, necesitamos aprovisionarnos y reparar pequeños desperfectos en el casco del buque a causa de las arremetidas que propinan las olas contra el armazón del navío.
Hemos tenido la suerte de topar ya con una nereida, la criatura de los mares por excelencia, mi segundo de abordo, siempre con la información actualizada al minuto, me informa de la existencia de 49 más. Realmente es preciosa, me fascino sólo con verla, suele estar sola, a orillas de la playa del peñón que nos queda justamente a estribor. Probablemente sea reacia a los tumultos, aunque me da la impresión que no es muy asustadiza, me deja acercarme bastante y pronto creo que podré comunicarme con ella”.

5 de mayo de 2013
Cauto Porsitevas Enlacara.
Dos semanas después del primer encuentro con la nereida.
Unodies.
“Así me ha dicho que se llama, he intentado confraternizar con ella ,pasamos muchos ratos juntos, es muy inteligente, desborda mis maneras y me es muy difícil clasificar su carácter, de todas formas ya me estoy dando cuenta que esta no es la índole que más se me adapta, con esto no quiero decir , que no haya calado hondo en mí. Le encanta contarme historias, me empequeñece con sus narraciones, eso me gusta, pero a veces en conversaciones que hemos tenido me ha descolocado brutalmente. Creo que no nos entendemos, al final nuestros idiomas difieren.
Mañana zarpamos rumbo oeste, dejamos el peñón y en él se quedan parte de mis vivencias de estos días ,con él se queda la primera nereida que he conocido y que me ayudó a expandirme en este mundo fantasioso, siempre le estaré agradecido, aquí o en cualquier otro mundo”
¡CLASIFICADO!
Sólido inteligente dominante (complejo)

 
18 de junio de 2013

Cauto Porsitevas Enlacara.
En el Mar de Osiris nos será imposible entrar con este temporal.
Seraphines
“Nos lo tomaremos con calma, por lo menos dos días más, hasta que arremeta la tempestad ,nos quedaremos fondeando a unas siete millas alejados de la entrada al nuevo mar.
De la nada aparece otra criatura del mar, sentada en el puente de mando, esbelta, bellísima con largos cabellos dorados que la hacen brillar con luz propia. Ella no se atreve a acercarse demasiado a mí, soy yo el que tengo que dar el primer paso y lo hago, entablando una sencilla conversación, me doy cuenta enseguida de su bondad, de su corazoncito noble y honrado y de su ternura, es una criatura muy afectuosa. Podría pasar una noche a solas con ella, pero no quiero lastimarla con mis burdos modales, ni con mis excentricidades ,se que a ella no le importa, pero prefiero recordarla sonriendo sentada arriba en el puente de mando. Me pone un mote cariñoso que tiene que ver con algo de un cañón.
Al día siguiente luce el sol, el mar está en calma y en un par de horas la tormenta acabará por desaparecer en la lejanía, entonces nos adentraremos en el mar de Osiris.
Estoy seguro de haber hecho lo correcto con la nereida.”
CLASIFICADO!!
–Flexible inteligente tierno (sencillo)

 

26 de julio de 2013
Cauto Porsitevas Enlacara.
Cerca del Mar Negro varados en un banco de arena.
Luarmi
“Un encuentro casual, mientras intentábamos desembarrancar el Argos2, en una de las idas y venidas, en el ajetreo de mover cientos de quilos de arena para poder liberar la quilla de aquel suelo inestable, me encuentro con la que es sin duda una de las nereidas con el cuerpo mas curvilíneo que he visto hasta ahora. Enseguida brota la amistad entre los dos, es muy agradable, le gusta conversar y siente curiosidad por saber que hay mas allá de ese mar que la vio nacer.
El desembarrancar la nave nos lleva como una semana, la cual Luarmi pasa en el buque todo el tiempo que le es posible. La veo muy alegre y pendiente de nosotros, demasiado, no sé cómo decirle que esto acabará en breve, que una vez el navío esté reflotado hay que partir y que esto no es su realidad, nosotros sólo somos una ilusión fugaz en este mundo y en breve nos habremos difuminado entre la neblina que cubre el océano. Posiblemente algún día otro navegante se cruzará en su camino y la hará feliz. Nosotros mañana con las primeras luces del día partimos, sin más.”
CLASIFICADO!!
-Flexible inteligente tierno (sencillo)

 

Cuaderno de bitácora. (pag. 10 a 20)

9 de septiembre de 2013
Cauto Porsitevas Enlacara.
Anclados en la isla Rupes Nigra para el aprovisionamiento de víveres
Zurriean
Después de más de un mes sin anotaciones en la cartilla, es hoy cuando vuelvo a escribir, ya que hasta ahora no había señal alguna de las nereidas.
“De pie, esperando que los estibadores de la isla acabaran el duro trabajo de cargar la nave. La veo pasar por delante de mí, una nereida con su propio nombre tatuado en la parte posterior de su cuerpo, donde acaba el cuello y empieza la espalda, me llamó la atención enseguida y me atreví a decirle:
-Con el nombre ahí a la vista de todos, no te dejarán nunca en paz, los marineros si algo tenemos es que somos muy incordiantes, pocas veces nos damos por vencidos y nunca aceptamos un no como respuesta. Se te va a hacer un poco cargante la vida con ese tatuaje.
Le gustaron mis palabras ,se detuvo y me dijo algo que me impresionó al instante, me contestó:
-Puedo llevar ese tatuaje en la espalda, y que lo vea todo el mundo, pero yo elijo quien viene a verlo de más cerca y quien se queda sólo a verlo pasar.
Entre Zurriean y yo se estableció una buena conexión, durante las dos semanas que estuvimos con el aprovisionamiento y el mantenimiento del buque, ella venía todos los mediodías a verme en el lugar que nos conocimos, me esperaba paciente, tenía controlada la hora a la que yo solía llegar al muelle de carga después de finalizar mis otras tareas en la parte baja de la nave.
Era muy agradable, enamoradiza, me sentí muy querido gracias a sus visitas diarias, eso para alguien que se pasa la vida en alta mar y con poca compañía, fue todo un privilegio.
Eso sí, tenía las cosas muy claras, y no le gustaban para nada las medias tintas, necesitaba expresión clara y concisa, cosa que yo en algún momento omití.
Las despedidas nunca suelen ser agradables, pero esta aun menos si cabe, yo tenía que proseguir con mi ruta, y ella tenía un gran futuro por delante, estoy seguro que encontrará alguien que sea compatible con su gran índole, se lo merece.”
CLASIFICADO!!
-Sólido inteligente tolerante (semicomplejo)

11 de octubre de 2013
Cauto Porsitevas Enlacara.
Entrada al sol de medianoche por el estrecho de Bering
Niusme y Ulra
Si los datos que me proporciona mi contramaestre autómata son correctos en un par de semanas, como mucho tres, habremos traspasado entre las dos islas al círculo del sol de medianoche, parte del mundo que en todo el año sólo amanece una vez y anochece una vez. Tan enigmático como cruel y tan fascinante como salvaje. En un lugar así, en el cual nunca apostarías por la vida, fue donde encontré las dos índoles que marcaron mi viaje hasta hoy, casualmente habitaban una en cada isla.
El encuentro ha sido primero con Niusme, una nereida llena de vida, con ganas de vivir a pesar del lugar tan yerto y aterido en el que habita, se le adivinan las ganas de salir de ese espacio, de conocer nuevos mundos, de descubrir climas más cálidos, viajar allí donde el sol te pueda broncear el cuerpo sin tener que pasar frío. La tripulación del Argo2 estábamos centrados en maniobrar la nave y dejarla orientada en el punto exacto para cuando la meteorología nos lo permitiera, adentrar el navío por el canal que forman las dos islas Diómedes. Estas labores pueden llevar casi tres semanas de minucioso trabajo.
Durante ese tiempo entre Niusme y yo se formaron unos vínculos fortísimos, su índole más atrevida, más impetuosa y un tanto alocada, compensaba la mía, más prudente sensata y mesurada ,o por lo menos eso creía yo. Aquello que empezó como un juego para los dos se convirtió en una parte necesaria de nuestras vidas cotidianas. Todos los días necesitábamos saber el uno del otro, pasar largas noches a solas incluso largas tardes a decir verdad también pasamos largas mañanas juntos, cualquier momento del día era oportuno para saber el uno del otro.
Una tarde pie a tierra desde una de las islas, en nuestro afán de inspeccionar por donde debería pasar exactamente la proa del buque, se presentó ante mi Ulra, una nereida tímida con los desconocidos, (me dijo que ese día tuvo un impulso) huidiza de las masas de gente y curiosa por saber cosas de lo oculto. También conectamos enseguida, su peculiar visión de las cosas era muy parecida a la mía, sin buscarnos nos habíamos encontrado para arreglar el mundo. Entre unas cosas y otras nuestra estancia fondeando en el estrecho se alargaba más de la cuenta, las condiciones climáticas no nos permitían avanzar, y mientras tanto se había formado un triangulo sentimental entre las dos nereidas y yo, que me estaba haciendo olvidar cual era mi verdadero propósito en aquel viaje. Esta situación era un poco confusa aunque, no lo negaré, nos lo pasábamos bastante bien los tres en nuestras particulares fiestas nocturnas. Ulra también se daba cuenta de tal confusión, fue la primera en volver a su realidad hizo bien, su lugar está en su isla, con los suyos. Creo sinceramente que le espera un gran futuro.
CLASIFICADO!!
-Flexible inteligente tolerante (sencillo)

27 de octubre de 2013
Cauto y Niusme
Cauto Porsitevas Enlacara.
Todo avante para atravesar el canal de Diómedes.
Soy una persona temperamental cuando tomo una decisión la llevo a cabo a pesar de todo. La meteorología no cambia, el frío y el viento siguen empeñados en instalarse en este lugar, he decidido que mañana con las primeras luces del día, arremeteremos con el buque contra el hielo que obstaculiza la entrada del canal, creo que los bloques congelados están frágiles y el casco aguantará la embestida, no olvidemos que gobernamos el mejor navío de todos los tiempos.
Mi trabajo aquí ha terminado, ya tengo las catalogaciones necesarias, pero todavía no le he contado mis intenciones a Niusme, no quiero que entristezca ni menos aún, que se quede aquí en la nave conmigo. En esta, su isla natal está su sitio, rodeada de sus allegados y de sus ilusiones, ella aun no se da cuenta, pero es fuerte y sabrá dirigir su vida hacia el mejor puerto posible, no me cabe duda. Con toda certeza la echaré muchísimo de menos.
CLASIFICADO!!
-Flexible inteligente tierno (sencillo)

-Para mañana las órdenes al contramaestre son concisas y rotundas. Rumbo Noroeste. avante a toda máquina, no vamos a desviarnos del rumbo previsto ¡para nada! Vamos a atravesar ese canal sea como sea.

Anuncios

Acerca de ElotroCiudadano

Soy de relatos cortos, de Bukowski y su crudeza soy de música pop, de rock y de electrónica, soy de buenas películas, de Tarantino y su agudeza. Soy de gente, más bien, de la que me pueda enseñar Soy devorador de letras y canciones, de Opiniones. Reflexiones. Surrealismos y decepciones
Esta entrada fue publicada en Ciudadano y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s