Siguen estando verdes

De haberlas, haylas. Estos o estas que su vida no es precisamente como se la habían imaginado desde pequeños, ni como se la plantearon diez años atrás. Por el motivo que sea viven arrastrando insipidez  y poca objetividad, incapacidad de aceptar crítica alguna, y poca capacidad de ser críticos consigo mism@s. Estas entre otras cualidades, les diferencian del resto.

Sin esforzarse uno demasiado, a simple vista se les ve el plumero, suelen ir a remolque de otra gente más sagaz, disimuladamente, creyéndose que te están engañando, pensando que tú no te das cuenta, en definitiva, tomándote por tonto, pero como ya iremos viendo a lo largo de este post, son incapaces de reconocerlo, ni tan solo de plantearse si así les funciona bien el invento. Desde mi punto de vista un tanto extremo, estos no tienen mucha originalidad que aportar a la humanidad, poco que ofrecer al día a día y se tienen que conformar con dar gracias a la marabunta social invasora, que les ofrece cobijo del buen hacer, del día y de la noche.

Cuando a un@ se le han forjado las ansias de protagonismo y las apetencias de ser por encima de los demás, es cuando el comportamiento vil y rastrero entra por la puerta y la educación y las formas saltan por la ventana. Esto yo lo podría aceptar si por lo menos est@s tuviesen capacidad y dotes naturales para estar por encima de los demás, pero este no es el caso. Segundos y terceros planos son frustrantes para alguien que quiere ser el/la protagonista principal. La vida propina baños de realidad, muchas veces tardan en llegar, pero al final…cada uno en su sitio, y es tan fácil como saber entender dónde te ha puesto a tí la vida y aceptarlo. Sin tener esta directriz asumida es imposible que nadie sea ni íntegr@ ni honest@ ni just@.

Reconozco que no es fácil cargar con un equipaje donde está todo lo básico para la supervivencia, pero escasean los esenciales de la genialidad, los enseres de la visión a largo plazo, las herramientas de la creatividad (no cutre) y el hornillo de la originalidad. Para todo aquel o aquella que quiera estar un paso por delante, estas carencias de equipaje desgracian y matan por dentro al no querer aceptar que se han ido quedando por el camino.Vacío y lleno. El ingenio no es gratuito, paga un peaje diario ya que arrastra mucha carga y eso se paga como en cualquier autopista catalana.

La zorra saltaba y saltaba debajo de la higuera, sin conseguir alcanzar fruto que llevarse a la boca, para acabar desistiendo, autoconvenciéndose a sí misma diciendo: Bah!! están verdes. Entonces seguía su camino sin entrar a profundizar más en el porqué, y aquí esta el “quid de la cuestión”. Nunca se paraba a pensar que seguramente el problema fuese ella, que quizás no tuviera sufiente valía para saltar tan alto como estaban aquellos frutos, y por supuesto, nunca, pero nunca, pensaría que no está hecha la miel para la boca del asno. Para ser realista, esto último creo que nadie lo pensamos de nosotros mismos.

higu

Ilustración editada por ElotroCiudadano

Y al séptimo día apareció facebook. Una higuera cargada de manjares para todos aquell@s que no llegan a la higuera real, para tod@s aquellos que necesitan que se les diga publicamente lo buen@s o lo cracks que son, lo guap@s que están y la envidia sana que generan a todo aquel que trás la pantalla observa sus hazañas diarías o de fin de semana.

No quiero generalizar, por que no está bien, pero visto lo visto, diría que facebook les viene como anillo al dedo a los mentirosos, mentirosas y a las zorras que saltan debajo de la higuera.

 

 

Anuncios

Acerca de ElotroCiudadano

Soy de relatos cortos, de Bukowski y su crudeza soy de música pop, de rock y de electrónica, soy de buenas películas, de Tarantino y su agudeza. Soy de gente, más bien, de la que me pueda enseñar Soy devorador de letras y canciones, de Opiniones. Reflexiones. Surrealismos y decepciones
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Siguen estando verdes

  1. Ja, ja. Y no solo a ellos, recuerdo el cuento de Monterroso, “Uno de cada tres” de “Obras completas (y otros cuentos)” (1959), donde, aunque habla de la radio, ya prefigura todo este boom de las redes sociales y el exhibicionismo de la intimidad. La humanidad está cambiando. O siempre ha sido así, quién sabe, a fin de cuentas hemos inventado dioses omniscientes, palantiris y otras bolas de cristal, ja, ja.
    Gracias por tus reflexiones.

    Me gusta

    • Como bien dices,creo que no hemos inventado nada nuevo,pasa que ahora quizás todo se sabe más, y a muchos poca cosa de eso nos importa,aunque se empeńen en que hoy el mundo esta conectado. Menuda milonga juaasssssss
      Gracias a ti por pasarte.. Un saludo de este inquilino :))

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s